Aspectos socioeconómicos de la energía nuclear

Hoy en día, el sector nuclear aporta condiciones económicas y sociales de enorme valor.

RESUMEN

  • La energía nuclear genera empleo estable y de calidad.
  • La aportación del sector nuclear a la economía es importante, contribuyendo al progreso de zonas con alto riesgo de despoblación.
  • Los costes externos de la generación nuclear (aquellos que no están contabilizados pero que afectan a la sociedad) son bajos si se comparan con los de otras fuentes de energía.
  • La operación a largo plazo (LTO) de centrales nucleares es la inversión más competitiva en el suministro de electricidad, no sólo entre las de bajas emisiones, y por tanto es la solución más eficiente para garantizar, junto con el uso de energías renovables, la descarbonización del sistema eléctrico.

LA GENERACIÓN NUCLEAR ES UN SECTOR MUY INTENSIVO EN EMPLEO

Se estima que algo más de 400 centrales nucleares existentes en el mundo generan del orden de 1.200.000 puestos de trabajo, directos e indirectos (NEA).

En España las cifras son de unos 27.000 empleos, de los cuales 8.500 son directos (Informe PwC sobre impacto socioeconómico de la industria nuclear en España).

Este empleo se localiza principalmente en zonas con alto riesgo de despoblación, y sus efectos son evidentes, fijando la población, dinamizando la economía y aportando cohesión en lugares con pocas alternativas de progreso.

El efecto es de estabilidad a largo plazo, si se tiene en cuenta la vida útil de una instalación nuclear, entre 40 y 70 años, más las etapas previas de ingeniería y construcción, y las etapas finales de desmantelamiento y gestión de residuos radiactivos.

EMPLEO DE CALIDAD EN TODA SU CADENA DE VALOR

En todas estas fases (diseño, construcción, operación, desmantelamiento) se crea empleo de calidad, cualificado y bien remunerado, en comparación con otros sectores.

No solo se trata de empleo cualificado, con un 50% de titulados universitarios, sino también estable.  El 80% del empleo del sector es de carácter indefinido (Informe PwC sobre impacto socioeconómico de la industria nuclear en España).

La actividad necesaria alrededor de la generación nuclear (fabricación de combustible, fabricación de equipos, mantenimiento, montaje, inspecciones, gestión de calidad, ingeniería) es muy especializada y demanda altos niveles de conocimiento y capacidad tecnológica.

Esta circunstancia propicia la colaboración con universidades y centros de I+D que encuentran en el sector nuclear grandes oportunidades para el desarrollo de su actividad.

APORTACIÓN AL PIB Y CONTRIBUCIÓN TRIBUTARIA

La industria nuclear española tiene un impacto directo, indirecto e inducido de más de 2.700 M€, lo que supone cerca del 0,3% del PIB (Informe PwC sobre impacto socioeconómico de la industria nuclear en España).

El 17% de la producción de empresas relacionadas con la industria nuclear se destina a la exportación.

La industria nuclear invierte en I+D alrededor de un 2% de sus ingresos, lo que supone el doble de la industria química o cuatro veces más que el sector del metal.

La contribución tributaria es superior a los 1.100 M€.

COSTES EXTERNOS

Los costes externos surgen de las consecuencias económicas de una actividad cuando afectan a la sociedad, pero no son explícitamente contabilizadas por los agentes económicos.

La generación eléctrica con combustibles fósiles está penalizada por el impacto a la salud y al medio ambiente que supone la contaminación del aire producida por la combustión. Es un coste difícil de cuantificar, pero de proporciones enormes, por su efecto global y a menudo irreversible.

Gran parte de las energías renovables son de producción variable y tienen costes externos derivados de la necesidad de sobrecapacidad en la potencia instalada.  Esta circunstancia también obliga a dotar de flexibilidad en la oferta a otras fuentes de energía que deben compensar fluctuaciones imprevistas.

La industria nuclear presenta costes externos asociados a la gestión de los residuos radiactivos y riesgos medioambientales muy improbables.  Los primeros están en gran medida estimados y provisionados, por lo que su efecto como coste externo es limitado.

Los costes externos de la generación nuclear son muy inferiores a los de otras fuentes de generación eléctrica.

OTRAS CONSIDERACIONES

La energía nuclear contribuye a la transición eficiente hacia un sistema energético bajo en emisiones, moderno y confiable que ofrece una resiliencia muy superior a otras tecnologías respecto a las fluctuaciones meteorológicas, al futuro geopolítico y a las crisis económicas. Todo ello de manera competitiva y contribuyendo a un desarrollo socialmente sostenible y económicamente equitativo.

El coste de una central nuclear, o los costes adicionales necesarios para su operación a largo plazo se pueden considerar como una inversión sólida con efectos económicos y sociales importantes. Contribuye al crecimiento de las economías nacionales, regionales y locales y a la generación de empleo, como otras infraestructuras esenciales que ayudan a elevar la calidad de vida de la sociedad como un todo.

La operación a largo plazo de centrales nucleares, no solo es la fuente de energía baja en emisiones más rentable, lo es de entre todas las fuentes de generación de energía eléctrica, por lo que es la fuente más competitiva y eficiente para garantizar, junto con las energías renovables, la descarbonización del sistema eléctrico. Además, preserva los puestos de trabajo y el conocimiento y saber hacer (know-how) y genera empleos indirectos y desarrollo económico local y nacional.

  • Calle Campoamor 17, 1º 28004 MADRID
  • Tel. 91 308 63 18
  • Email: sne.1974@sne.es
Entra a tu cuenta