La nuclear continúa su suministro habitual en plena ola de calor, evitando que se dispare el uso del gas y el recibo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

España, junto al resto de países comunitarios, comienza a replantearse su estrategia energética ante un cierre total del suministro de gas ruso. 

La sequía y la falta de viento reducen la producción de las renovables y solo la energía nuclear consigue evitar que las centrales de ciclo combinado disparen todavía más el uso del gas y los recibos

Otros países más dependientes del gas ruso han dado marcha atrás a sus planes energéticos, como Alemania que, en breve, podría anunciar la prolongación en el uso de los tres reactores nucleares que continúan funcionando en el país.

Esta decisión podría presionar al Gobierno español que tiene previsto el apagón nuclear para 2035.

La caída de la generación eólica e hidráulica a causa de las extremas condiciones climáticas que estamos viviendo ha dado todo el protagonismo a la energía nuclear, que ha conseguido rebajar el uso de los ciclos combinados.

En el gráfico adjunto de Red Eléctrica podemos comparar los datos de generación de electricidad por tipo de energía de las dos últimas semanas.

Ver noticia en: El Debate 

Entra a tu cuenta