El informe WNA sobre el combustible nuclear prevé un futuro positivo a largo plazo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La capacidad mundial de generación nuclear continuará su tendencia al alza y la demanda de combustible de uranio aumentará hasta 2040, según las proyecciones de la última edición del Informe sobre Combustible Nuclear de la World Nuclear Association. Los recursos de uranio son más que suficientes para satisfacer esa demanda, pero será necesario un intenso desarrollo de nuevos proyectos en la década actual para evitar posibles interrupciones del suministro.

Se prevé que la capacidad de generación nuclear crezca un 2,6% anual, hasta alcanzar los 615 GWe en 2040 en el escenario de referencia de The Nuclear Fuel Report: Global Scenarios for Demand and Supply Availability 2021-2040, presentado en el Simposio Anual 2021 de la WNA.

Este es el último de una serie de informes publicados con una periodicidad aproximada de dos años desde 1975. Elaborado con las aportaciones de más de 80 expertos de la industria nuclear mundial, copresididos por Alexander Boytsov, de Tenex, y James Nevling, de Exelon Generation, el informe utiliza la información pública disponible, recopilada por organizaciones activas en el ciclo del combustible nuclear -tanto miembros como no miembros de la Asociación-, para elaborar proyecciones sobre la capacidad nuclear y la producción de uranio. Sus tres escenarios -denominados Referencia, Superior e Inferior- cubren un abanico de posibilidades para la energía nuclear hasta 2040.

El modelo patentado que utiliza la World Nuclear Association para preparar las proyecciones de las necesidades de combustible se ha revisado a fondo para esta edición, con una reevaluación de los diversos factores que afectan a la demanda de combustible nuclear, como los parámetros de eficiencia térmica, los niveles de enriquecimiento y los quemados del combustible.

Los pequeños reactores modulares (SMR) se consideran en el informe desde un punto de vista cualitativo, pero aún no se incorporan cuantitativamente en el modelo, aparte de la inclusión de los KLT-40S de diseño ruso, dos de los cuales están ahora en funcionamiento en la central nuclear flotante Akademic Lomonosov.

La energía nuclear genera actualmente alrededor del 10% de la electricidad mundial. Se espera que desempeñe un papel cada vez más importante en el futuro por razones tales como son sus emisiones casi nulas de dióxido de carbono y otros contaminantes, su carácter fiable y seguro, y su competitividad de costes a largo plazo. Además, su capacidad de producir calor con emisiones de carbono casi nulas podría contribuir a la descarbonización de muchos sectores de la economía. Se enfrenta a varios retos competitivos por parte de otras fuentes de generación de electricidad, especialmente en los mercados desregulados, pero aunque el crecimiento de la demanda de electricidad se ha ralentizado en algunos países, el sector nuclear sigue siendo fuerte en muchos países en desarrollo.

A mediados de 2021, la capacidad nuclear mundial era de unos 394 GWe (de 442 unidades), y unos 60 GWe (57 unidades) estaban en construcción. En el Escenario de Referencia, se espera que la capacidad nuclear crezca un 2,6% anual, alcanzando los 439 GWe en 2030 y los 615 GWe en 2040. El escenario superior prevé un crecimiento hasta 521 GWe en 2030 y 839 GWe en 2040. Incluso en el escenario inferior, se observa un aumento constante de las proyecciones de capacidad a lo largo de todo el periodo de referencia.

Las necesidades mundiales de uranio de los reactores, estimadas en unas 62.500 tU en 2021, aumentan a 79.400 tU en 2030 y a 112.300 tU en 2040 en el Escenario de Referencia; sin embargo, la producción mundial de uranio se redujo considerablemente de 63.207 toneladas de uranio (tU) en 2016 a 47.731 tU en 2020.

Se prevé que los suministros secundarios de uranio desempeñen un papel cada vez menor en el mercado mundial, y aunque las existencias comerciales ayudarán, a corto plazo, a reducir la diferencia entre la oferta y la demanda, el mercado sigue estando desabastecido. A largo plazo, el sector necesita, como mínimo, duplicar su cartera de nuevos proyectos para 2040, afirma el informe. «Hay ampliaciones de proyectos, recursos de uranio y otros proyectos en cartera más que suficientes para satisfacer esta necesidad, pero es esencial que el mercado envíe las señales necesarias para lanzar el desarrollo de estos proyectos», señala.

Ver noticia (en inglés): WNN

  • Calle Campoamor 17, 1º 28004 MADRID
  • Tel. 91 308 63 18
  • Email: sne.1974@sne.es
Entra a tu cuenta