6.jpg
Inicio Actualidad Del sector nuclear en España Operador Nuclear: “Nuestra labor como profesionales de la industria nuclear para divulgar sobre la necesidad y la realidad de la energía nuclear es fundamental”

Operador Nuclear: “Nuestra labor como profesionales de la industria nuclear para divulgar sobre la necesidad y la realidad de la energía nuclear es fundamental”

smaller text tool icon medium text tool icon larger text tool icon

Premio Comunicacion_1La Sociedad Nuclear Española reconoció en la 44ª Reunión Anual de Ávila la labor de comunicación del tuitero Operador Nuclear concediéndole el premio José Mª Otero Navascués. En esta entrevista, @OperadorNuclear, ingeniero con licencia de supervisor en una central nuclear del parque nuclear español, repasa su tarea divulgativa y cuenta cómo con un tuit descubrió que uno de sus seguidores es el nieto del físico que da nombre al galardón de la SNE.

¿Cómo empezó tu labor divulgativa?

Por casualidad, como suelen surgir las aventuras más apasionantes. En 2011, tras el accidente de la central nuclear de Fukushima, mi conmoción por el drama humano que causó el terremoto y posterior tsunami en la costa japonesa se fue convirtiendo en impotencia al ver y leer el tratamiento que los medios de comunicación daban a lo que estaba pasando en la central. El terror que sentían muchas personas que tenían familiares en el país nipón, así como la enorme cantidad de informaciones exageradas y equivocadas, si no malintencionadas, me llevó a actuar. Por aquel entonces, un incipiente blog de divulgación científica llamado Amazings (actualmente Naukas) me hizo recuperar la esperanza gracias a su tratamiento científico y objetivo del accidente y me animó a enviarles un correo electrónico felicitándoles por su excelente labor y ofreciéndome para asesorarles en lo que creyeran necesario, siempre manteniendo el anonimato. Les encantó mi misiva y me pidieron que la escribiera en forma de artículo para publicarla. Así surgió mi primera acción divulgativa, en un artículo titulado "Carta de un Jefe de Sala de una central nuclear española", al final del cual me ofrecía a responder las preguntas de los lectores. Lo que ocurrió a continuación fue tan sorprendente como duro: estuve tres días respondiendo centenares preguntas casi sin parar. Uno de los lectores me llamó "Operador" y decidí responder con ese nombre. Tras varias semanas de atención mediática, el accidente pasó a un segundo plano (no en nuestro trabajo en las centrales) y aunque el interés fue decreciendo, la vocación divulgativa estaba sembrada, y a partir de 2016 empecé a divulgar más activamente.

¿Por qué escogiste Twitter como canal para @OperadorNuclear?

Llevaba meses pensándolo. Necesitaba un medio para divulgar sobre ciencia y tecnología nuclear, tratando de saciar la curiosidad de muchas personas, pero al mismo tiempo intentando evitar miedos innecesarios y me decidí por Twitter. A través de esa red se puede llegar a muchas personas con mensajes cortos y precisos, publicar píldoras de conocimiento evitando los textos largos y aburridos y además pudiendo adjuntar imágenes y enlazar documentos. Utilicé el nombre con el que me bautizaron mediáticamente, "Operador" y el nombre de usuario @OperadorNuclear. El hecho de que gran parte de la comunidad de divulgación científica utilizara Twitter, así como políticos y medios de comunicación, lo hizo todavía más idóneo. Gracias a Twitter, no sólo he conseguido difusión, sino múltiples contactos con perfiles tan diversos como políticos, periodistas y científicos. Gracias a ello he publicado artículos en Xataka, Microsiervos y Naukas. Hablo frecuentemente con físicos nucleares, astrofísicos, físicos teóricos, ingenieros de todos los campos, geólogos o médicos que me asesoran y me ayudan a dar credibilidad a mis afirmaciones con documentos siempre oficiales y avalados por instituciones de prestigio. Suelo decir que camino a hombros de gigantes.

¿Cuál es tu objetivo?

Mi primer objetivo es divulgar y que el gran público conozca la temática sobre la que hablo, en mi caso la energía nuclear. A la vez, quiero disipar miedos innecesarios, evitar manipulaciones intencionadas, sea cual sea su índole y, sobre todo, ayudar a concienciar a la población de la necesidad de la energía nuclear, junto a las renovables, para combatir el calentamiento global causante del cambio climático que vivimos.

¿Qué has aprendido en todo este tiempo?

Que no puedes explicar algo adecuadamente si no lo comprendes. Lógicamente partía de unos conocimientos técnicos adecuados para el puesto que desempeño en mi central (Licencia de Supervisor), pero esta labor me ha obligado a ampliar enormemente mis conocimientos y ahora conozco mucho mejor que antes el parque nuclear mundial, tanto centrales en servicio, como en construcción o proyectadas, todo el proceso de la gestión de los residuos nucleares, otros diseños de reactores, como los de III y IV Generación, así como una enorme multitud de detalles técnicos que desconocía. Seguramente he sido quien más ha aprendido durante estos dos años, y todavía me queda mucho más por aprender.

¿Cuánto tiempo le dedicas?

Es difícil calcularlo, puesto que no dedico el mismo tiempo cada día. En el tiempo libre que me queda fuera de mi jornada laboral, repaso las preguntas que me realizan diariamente, leo tuits de personas e instituciones a las que sigo, preparo tuits que guardo en forma de borrador para lanzar en los momentos adecuados y respondo a comentarios y preguntas que pienso pueden tener interés para mis seguidores.

¿Tienes formación en redes sociales?

Tengo formación sobre redes sociales, no obstante, el aprendizaje es diario, puesto que el perfil de las personas con las que interacciono es tan variado como la propia sociedad. Me siguen personas de diferente nivel formativo, pero también con opiniones dispares sobre la energía nuclear y de ideologías diversas. Debo cuidar muy al detalle lo que digo para que sea técnicamente irreprochable y para ello, como decía antes, cito siempre fuentes oficiales y de prestigio y tengo contacto con muchos expertos de diversos campos que pueden ayudarme.

¿Cómo gestionas la presencia de los "trolls"?

Los "trolls" son personas que se divierten tratando de ridiculizar y poner en evidencia a sus oponentes en las redes sociales y lógicamente mi forma de tratarlos ha evolucionado con el tiempo, conforme he aprendido a reconocerlos. Generalmente su forma de responder es muy coloquial, utilizando habitualmente expresiones groseras y falacias lógicas. Inicialmente les respondía, entrando a veces en interminables y tediosos debates sin sentido. Progresivamente he dejado de debatir estérilmente para utilizarlos como percha para aclarar un concepto, algo que en lenguaje de las redes se llama "¡zasca!", neologismo derivado de "¡zas, en toda la boca!", que es una adaptación de la expresión "bazinga!", utilizada por el personaje Sheldon Cooper de la serie de televisión The Big Bang Theory. Este tipo de respuestas, siempre dosificadas y que también utilizo para responder a tuits de organizaciones antinucleares, me ha dado cierta notoriedad y ha ayudado a despertar el interés por mi perfil. Otra de mis actitudes frente a los "trolls", cuando no los considero útiles para mis fines divulgativos, es simplemente ignorarlos.

¿Frente a lo "nuclear" hay más desconocimiento que fobia o viceversa?

A partes iguales, puesto que pienso que están íntimamente relacionados y que el miedo suele ser fruto del desconocimiento. Cuando conocemos bien los riesgos de una tarea y qué debemos hacer en caso de que surjan dificultades, la realizamos con precaución, poniendo todos los sentidos, pero sin miedo. Un claro ejemplo es la conducción: si estamos preparados, utilizamos los medios adecuados, cumplimos las normas de seguridad y actuamos con precaución, no sentimos miedo. Por supuesto un exceso de relajación lleva a la autocomplacencia, que no es positiva y debe evitarse. Como dije, evitar el miedo de las personas es uno de los objetivos de mi labor divulgativa.

Tu labor ha sido reconocida con el Premio José María Otero Navascués de Comunicación de la SNE. ¿Qué te gustaría que hiciese el sector nuclear para potenciar esa tarea divulgativa que tú estás realizando en las redes sociales?

Creo sinceramente que existe una desconexión entre la energía nuclear y la sociedad. Son múltiples los factores que han jugado en contra de nuestro sector: la guerra fría, el armamento nuclear, las campañas de organizaciones ecologistas y la poca cultura científica de una sociedad que es frecuentemente engañada con desinformación o visiones sesgadas. El sector nuclear español, consciente de esa desconexión, está realizando en los últimos años una importante labor divulgativa, pero quizás le faltaba un elemento humanizador, poner a una persona con un trabajo relevante en las centrales nucleares a explicar cómo funcionan, qué riesgos y qué beneficios tienen. Mi forma de comunicar está calando, otorgándome una credibilidad que ayuda a difundir nuestro mensaje.

El premio que recibí de la SNE y que recogió en mi nombre un compañero de divulgación al que no conozco personalmente, es un reconocimiento a mi labor que agradezco profundamente y que me gustaría que se extendiese en todo el sector, de forma que mis compañeros ayudaran a difundir el conocimiento sobre la energía nuclear y sus beneficios, además de poner en su justa medida los riesgos. Ojalá además surgiesen nuevas vocaciones divulgativas que me ayudarían, complementarían y podrían potenciar los resultados de esta labor que yo he empezado.

¿Qué es lo más curioso que recuerdas de estos años en Twitter?

Siempre es gratificante recibir mensajes privados de personas que confiesan que eran abiertamente antinucleares antes de seguirme y que gracias a mi labor han dejado de serlo, o al menos que les he ayudado a replantearse sus prejuicios. También es sorprendente ser contactado en privado por dirigentes políticos y recibir invitaciones para asistir a debates en televisión. Es curioso también saber que me siguen compañeros de mi propia central, directivos del sector, instructores que me han formado y muchas otras personas conocidas que desconocen quien soy, pero pienso que el anonimato y el misterio sobre mi verdadera identidad es un punto a favor de la labor que estoy realizando.

¿Alguna pregunta o respuesta en tus tuits que te haya molestado?

Escribí un hilo de tuits (una cadena de tuits enlazados entre sí, de forma que se pueden leer seguidos) titulado inicialmente "La fisión nuclear para que se la expliques a tu abuela", en el que describía la fisión de forma que cualquier persona sin conocimientos sobre física nuclear pudiera entenderla. Pronto recibí multitud de felicitaciones, pero la directora de la sección de ciencia de un importante medio me tachó de machista por citar a una abuela y no a un abuelo. A su crítica se unieron varios divulgadores (debo reconocer que nadie me decepcionó) y otros muchos me defendieron, algo que agradezco de corazón. Opté por pedir disculpas a las personas ofendidas, retirar el hilo y publicarlo de nuevo con el título "¿Cómo funciona la fisión nuclear?". Lo hice porque no quería que la polémica enturbiara mi labor divulgativa y, como no, también recibí críticas por cambiar el título, pero en ningún momento un reconocimiento de mi rectificación o de la calidad de mi hilo por parte de los ofendidos.

¿Y lo que recuerdas con mayor cariño?

En el hilo que mencionaba obtuve el apoyo de varias personas que decían ser abuelas, que me felicitaban y me decían cosas como "No me he molestado. No sabía nada de física nuclear y lo he entendido perfectamente". Pero lo que realmente me emocionó fueron las palabras de uno de mis seguidores: "Mi abuelo era físico atómico. Fue brillante, alumno de Plank y amigo de Heisenberg. Mi abuela era excepcional. Una mujer con una vida increíble para la época. Creo que con tu hilo sobre la fisión, por fin, habría entendido el trabajo de su marido." Lo fascinante del asunto, que hacía borrar de mi mente los sinsabores vividos con la polémica, es que mi seguidor era el nieto de José María Otero Navascués, considerado el padre de la energía nuclear en España y personalidad que da nombre al premio que me otorgó meses después la Sociedad Nuclear Española.

¿Qué le diría @OperadorNuclear a los profesionales nucleares?

Pensemos en grande, estamos en un momento crucial en la historia de la humanidad. La utilización de combustibles fósiles durante más de un siglo ha producido un aumento de la concentración de dióxido de carbono en el planeta, (un gran contribuyente al efecto invernadero) y como consecuencia de ello se está produciendo un calentamiento global y un cambio climático. La energía nuclear es y debe ser todavía más una herramienta fundamental, junto con las energías renovables, para reducir nuestro consumo y dependencia de los combustibles fósiles de manera que consigamos reducir las emisiones y por tanto las consecuencias del cambio climático antropogénico. Nuestra labor como profesionales de la industria nuclear es fundamental, no solo para seguir operando las centrales de forma segura y eficiente, sino también para divulgar en todos los foros posibles la necesidad y la realidad de la energía nuclear.

Entrevista realizada por Montse Godall

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Politica de Cookies.