SUMARIO

 

EDITORIAL
-
Contribuyendo a la sostenibilidad.

INTRODUCCIÓN

ENTREVISTA
-
César FRANCO RAMOS, Decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid.

MEDIOAMBIENTE
- El papel de la energía nuclear en la transición energética: hacia una economía baja en carbono. Antonio González Jiménez
- Aproximaciones y herramientas empleadas para la protección radiológica del medioambiente: objetivo optimizar recursos. Almudena Real Gallego
- La central nuclear de Cofrentes obtiene la certificación ambiental EMAS III. Raúl Redondo Arranz y Marta B. Fernández Guisado
- Actuaciones para la prevención de entrada de macrófitos en el canal de toma de agua en la central nuclear de Ascó. José Luis Esparza Martín y Laura Munté Clua
- Caracterización y monitorización del estado del fondo marino del área de influencia de la central nuclear de Vandellós II – 2016. José Luis Esparza Martín, Miriam Villarreal Romero y Gemma Ribes Hernández
- Seguimiento ecológico en los ecosistemas acuáticos de las centrales de Almaraz y Trillo. Francisco Yagüe Álvarez

ARTÍCULO DIVULGATIVO
- Inventos para un mundo mejor. Begoña Pereira Pagán, Bárbara Fernández Andújar y Patricia Fernández Andújar

MEJORES PONENCIAS DE LA 42ª REUNIÓN ANUAL
- MEDICINA Y SALUD NUCLEAR. Asociación entre infiltración hepática grasa y factores de riesgo vascular. Francisco Ramirez Lafita, M. Àngels Amigó Oliveros y Manel Castellà Castellà
- PÓSTER. Modelo detallado para un diseño estándar PWR-Westinghouse con el código MELCOR 2.1. Marta Ruiz Zapatero, Rafael Bocanegra Melián, Gonzalo Jiménez Varas y César Queral Salazar
- GESTIÓN DE RESIDUOS. El proceso principal del ATC. Gonzalo Medinilla Téllez

SECCIONES FIJAS

   
EDITORIAL

CONTRIBUYENDO A LA SOSTENIBILIDAD

Una acepción de la sostenibilidad es la utilización adecuada y responsable de los recursos del planeta que tiene en cuenta a las generaciones futuras y la podemos entender soportada en tres ejes fundamentales: el medioambiental, el económico y el sociopolítico.

Con respecto al eje medioambiental, La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (conocida como la UNFCCC, por sus siglas en inglés) celebró en el año 1992 la “Cumbre de la Tierra” en Río de Janeiro, para comenzar a regular las emisiones y preservar el entorno, principalmente preocupada por las emisiones industriales en el planeta de seis gases causantes de efecto invernadero: dióxido de carbono (CO2), gas metano (CH4), óxido nitroso (N2O) y los tres gases industriales fluorados: hidrofluocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6) y el consiguiente calentamiento del planeta debido a sus emisiones.

Para dar fuerza vinculante a los acuerdos tomados, en diciembre de 1997, 38 países que representaban el 12% de las emisiones firmaron el Protocolo de Kioto, que no entraría en vigor hasta febrero de 2005, si bien países como los Estados Unidos de América no se incorporaron hasta noviembre de 2009. En 2015, 187 países (de los 208 existentes) se sumaron en París al acuerdo de la COP 21. Éste es un acuerdo esperanzador que abarca el 95 % de las emisiones totales y que entendemos que permitirá contener el aumento de la temperatura de la Tierra por debajo de los 2 ºC con respecto a los niveles preindustriales.

En relación a este eje medioambiental, la energía nuclear, con su proceso de generación eléctrica que no produce gases de efecto invernadero, incluso al considerar todo el ciclo de minería, combustible, construcción y operación, conduce a que la cantidad de CO2 emitida por KWh sea del mismo nivel que el de las energías renovables y contribuye al cumplimiento de España con los compromisos adquiridos durante el año 2016. No hay que olvidar que para producir la misma cantidad de energía eléctrica utilizando otras fuentes, las emisiones de CO2 aumentarían en 40 millones de toneladas al año, aproximadamente.

Si tenemos en cuenta el eje económico, la producción de energía eléctrica en las centrales nucleares contribuye a la contención de precios para el consumidor, proporcionando una energía de base siempre necesaria para dar estabilidad a la red de distribución. La energía nuclear ha sido, durante los últimos seis años, la principal suministradora de electricidad a la cesta energética española. Es necesario tener también en cuenta que en la operación, el mantenimiento, las mejoras continuas de las centrales, y la participación del sector nuclear en los proyectos internacionales, se estima una contribución al PIB de 2700 millones de euros.

Centrándonos en el aspecto sociopolítico, las centrales nucleares garantizan el suministro a los consumidores, tanto industriales como domésticos bajo cualquier circunstancia meteorológica, permanecen el 90 % de las horas del año de media conectadas a la red, son seguras, fiables y generan un empleo de unos 30.000 puestos de trabajo directo e indirecto de alta cualificación, a tiempo completo, dinamizando la economía de los entornos donde se encuentran ubicadas.

En nuestro planeta, como bien sabemos, los recursos energéticos son finitos y debemos utilizar todos los que están a nuestro alcance de una forma razonada y ética, poniendo en primer lugar la eficiencia en el consumo, puesto que el derecho a la energía eléctrica nos corresponde a todos.

Por todo lo anterior la Sociedad Nuclear Española considera que la energía nuclear es sostenible y que gracias a la generación eléctrica de forma fiable y segura, respetuosa con el medioambiente, económicamente distributiva y sociopolíticamente apropiada, estamos contribuyendo de manera firme y responsable a la sostenibilidad del planeta.

En esta línea de compromiso con la sostenibilidad se encuadra la actuación que ha llevado a cabo la SNE el pasado 21 de marzo, coincidiendo con el día Mundial del Medioambiente, en el que se procedió a la plantación de 450 árboles en una parcela cedida por el Ayuntamiento de la ciudad de Santander, en compensación por las 136,7 toneladas de huella de CO2 que representó la celebración de la 42 Reunión Anual en esa ciudad.

INTRODUCCIÓN

MEDIOAMBIENTE

En los últimos años, se ha visto incrementada la preocupación generalizada por el futuro del planeta, así como de la sostenibilidad de todas las actividades industriales que se han ido estableciendo como imprescindibles para el desarrollo de la humanidad. En este marco, la energía nuclear destaca como una fuente de producción de electricidad a gran escala que en un mix energético diversificado puede jugar un papel muy representativo para la sostenibilidad. Por otra parte, dejando de lado la globalidad de la sostenibilidad del planeta y centrándonos en una escala algo más reducida, merece la pena destacar el impacto que la actividad nuclear conlleva en el entorno más cercano a las instalaciones nucleares, y en las medidas que cada una de ellas establece para eliminar cualquier impacto en el mismo.

En el presente número, titulado Medioambiente, se pretende dar una panorámica de la relación entre energía nuclear y medioambiente, a través del papel que juega ésta en la sostenibilidad del planeta, y de los diversos proyectos más significativos que las centrales nucleares españolas y otros organismos vienen desarrollando en esta materia.

El primer artículo del número se centra en la escala más global de la ecuación nuclear-medioambiente, en el que el Foro de la Industria Nuclear Española plantea el papel que juega la energía nuclear en la sostenibilidad del planeta, por ser una tecnología de producción de electricidad sin emisiones de CO2 a la atmósfera. Son muchos países los que a raíz de los diversos acuerdos internacionales para controlar las emisiones de gases de efecto invernadero han apostado por la continuidad e incluso la construcción de una nueva generación de centrales nucleares.

En el segundo artículo, el Ciemat establece las principales aproximaciones y herramientas que se han venido desarrollando para poder demostrar de forma explícita la protección radiológica del medioambiente, con el objetivo de optimizar los recursos necesarios para dicha labor. Además, analiza el estado de las nuevas herramientas que permitan realizar de forma conjunta evaluaciones del impacto radiológico en las personas y en el medioambiente.

A continuación, se cede el paso a los diversos proyectos concretos que cada una de las centrales nucleares españolas ha venido emprendiendo recientemente. En primer lugar, C.N. Cofrentes expone las principales fases llevadas a cabo para la obtención de la certificación ambiental EMAS III, como un hito clave en la constatación del buen funcionamiento del Sistema de Gestión Ambiental y del esfuerzo y compromiso de toda la organización en la mejora continua de su comportamiento ambiental. Esta certificación permite a C.N. Cofrentes demostrar, de forma objetiva, el compromiso de respeto con el medioambiente, el estricto cumplimiento de la legislación ambiental, y la transparencia y comunicación con las partes interesadas.

Posteriormente, en el artículo de C.N. Ascó, se realiza una descripción de la problemática y consecuentes actuaciones implementadas en la prevención de entrada de macrófitos en el canal de toma de agua de la central. La población de macrófitos ha venido creciendo en los últimos años, no habiendo constancia de su existencia en fechas previas a la operación de las centrales. La mayor parte del artículo se centra en la última intervención de la siega profunda realizada en el año 2016 para controlar la población de dichos macrófitos que ha dado como resultado una disminución de las indisponibilidades de la planta nuclear.

Durante en siguiente artículo, que corre a cuenta de C.N. Vandellós II, se procede a detallar los resultados de los últimos estudios de caracterización y monitorización del estado del fondo marino en el área de influencia de la Planta. Mediante la caracterización de la biocenosis de la zona litoral frente a la central nuclear, se persigue tener una referencia con la que comparar y controlar el impacto de la actividad industrial de la central en el medio marino colindante, para garantizar la conservación del medio natural.

Por último, el artículo de CNAT aglutina en un las actividades de seguimiento ecológico en los sistemas acuáticos para las centrales de Almaraz y Trillo, incidiendo especialmente en aquellas actividades que tienen una relevancia en la operación de las mismas. De especial interés resulta analizar las particularidades de cada una de las centrales nucleares, que disponen de fuentes de refrigeración muy diferentes. C.N. Almaraz, en primer lugar, con el embalse de Arrocampo como fuente primaria de refrigeración, y C.N. Trillo, en segundo lugar, que hace uso del agua del río Tajo para la operación de la central.

ARTÍCULO EN ABIERTO

EL PAPEL DE LA ENERGÍA NUCLEAR EN LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA: HACIA UNA ECONOMÍA BAJA EN CARBONO

Desde hace más de 25 años, existe una preocupación unánime por el futuro medioambiental del Planeta. Por esta razón, la energía nuclear debe seguir considerándose como una tecnología necesaria y medioambientalmente eficiente. Así lo entienden numerosos países, que han incrementado o están planificando la construcción o la continuidad de sus centrales nucleares dentro de la transición energética de futuro, ya que perciben la energía nuclear como una fuente sostenible de generación eléctrica dentro de un mix diversificado que satisfaga los retos energéticos y ambientales de las generaciones presentes y futuras.

DESCARGAR

ENTREVISTA

César FRANCO RAMOS


DECANO DEL COLEGIO OFICIAL DE INGENIEROS INDUSTRIALES DE MADRID

El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid es una de las instituciones más reconocidas del ámbito industrial español, al frente de la cual se encuentra, desde diciembre de 2016, César Franco. Con el decano analizamos las propuestas de esta nueva legislatura, y los retos a los que se enfrenta el Colegio, que cuenta con más de 65 años de trayectoria, en un momento de cambios tanto en el ámbito de la profesión como de la industria.

DESCARGAR

INFORME



PANORAMA ENERGÉTICO Y ENERGÍA NUCLEAR A OCTUBRE DE 2016
DESCARGAR

REACTORES NUCLEARES 2015

 


LISTADO COMPLETO DE LOS REACTORES NUCLEARES EN TODO EL MUNDO
  DESCARGAR

LA SNE COMPENSA LA HUELLA DE CO2 DE LA 42ª REUNIÓN ANUAL

La Sociedad Nuclear Española, en colaboración con el Grupo Eulen y Medidas Ambientales, ha finalizado el proyecto de Compensación de la Huella de Carbono generada durante la 42ª Reunión Anual, celebrada en Santander durante el mes de septiembre de 2016, con la plantación de 450 árboles en una parcela cedida por el Ayuntamiento de Santander.

Es la primera vez que se lleva a cabo esta iniciativa en España aplicada a un congreso. La plantación, que equivale a compensar las 136,7 toneladas de CO2 que supuso la realización del evento, se llevó a cabo el pasado 21 de marzo con motivo del Día Internacional de los Bosques como contribución a la sostenibilidad de la ciudad cántabra.

JORNADA TÉCNICA 2017 DE LA SOCIEDAD NUCLEAR ESPAÑOLA

El día 6 de abril, tuvo lugar, en la sede de Tecnatom en San Sebastián de los Reyes (Madrid), la celebración de la Jornada Técnica 2017 de la Sociedad Nuclear Española. En esta ocasión el tema de la Jornada fue la Renovación de licencia para la operación a largo plazo. Se dieron cita en ella, más de 60 expertos en la materia, procedentes de todas las centrales nucleares españolas, compañías eléctricas, diseñadores de centrales, ingenierías, empresas de servicios, suministradores de equipos, laboratorios de ensayo y centros de investigación.

Abrió la Jornada el vicepresidente de la Sociedad Nuclear Española, Javier Guerra, que resaltó la relevancia del tema a tratar, la operación de las centrales nucleares españolas más allá de su vida inicial de diseño, una opción, la de la operación a largo plazo, técnicamente viable manteniendo los mismos o mayores niveles de seguridad y fiabilidad.

Completaron la mesa de apertura, el presidente de la Comisión Técnica de la SNE, Juan Bros y el miembro de esta misma Comisión y coordinadora y moderadora de la Jornada, Marta Baladía. Juan Bros trasladó el agradecimiento de la SNE a todos los que han hecho posible la celebración de la Jornada: a Empresarios Agrupados, Idom, Inesco Ingenieros y Tecnatom, como patrocinadores, y a todos los ponentes y profesionales del sector presentes en el evento, razón de ser del mismo. Marta Baladía, procedió a presentar la Jornada en sí misma y a dar paso a la intervención del primer ponente.

La primera presentación la realizó Juan de Dios Sánchez Zapata, de C. N. Cofrentes. En ella se abordaron las actividades que van del plan de gestión de vida a la operación a largo plazo. A continuación, Carlos Cueto, de Tecnatom, trasladó a todos los presentes como se plantea la la inspección de internos de vasija en el caso de los reactores PWR cuando el horizonte es la operación a largo plazo. Javier Pujol, de Asociación Nuclear Ascó-Vandellós y Román Cicero, de Inesco Ingenieros, abordaron la metodología de evaluación de fatiga ambiental para la operación a largo plazo y trataron, igualmente, de la monitorización de la estratificación térmica. A su conclusión se pasó a la zona ajardinada de la Sede de Tecnatom, donde se sirvió el oportuno tentempié.

Tras el breve descanso, siguieron las presentaciones. Tomás López Vergara, de Empresarios Agrupados, abordó las actividades de calificación de equipos eléctricos y de instrumentación y control para la operación a largo plazo. A continuación, los estudios de impacto radiológico asociado a la operación a largo plazo fue el tema de la ponencia presentada por Carlos Puras, de Idom.

La puesta en común de los diferentes puntos de vista ofrecidos hasta ese momento por los participantes dio pie al desarrollo de un animado coloquio en abierta discusión. Con el coloquio concluyó la sesión matinal de la Jornada. El debate, no obstante, prosiguió al tiempo que se reponían fuerzas, de nuevo en la zona ajardinada de la sede de Tecnatom, donde se sirvió el catering.

Ya por la tarde, se presentaron el plan de gestión de residuos de media y baja actividad y la gestión del combustible gastado en C.N. Almaraz. La presentación la realizaron Nicolás Guillén y Juan Carlos Martínez Murillo, de Centrales Nucleares Almaraz-Trillo. Finalmente, Ramiro Marcos, de Nuclenor, recorrió las actuaciones llevadas a cabo para la solicitud de renovación del permiso de explotación de Santa María de Garoña hasta 2031, con vistas a la renovación del permiso de operación a largo plazo.

De nuevo turno para el debate y, cómo en anteriores ocasiones, se exprimió al máximo la oportunidad que brindaba este encuentro para intercambiar pareceres, siempre orientados a garantizar la operación segura, fiable y a largo plazo de las centrales nucleares españolas. Con el debate concluyó la Jornada Técnica 2017 que, organizada por la Comisión Técnica de la SNE, cabe calificar, un año más, de muy satisfactoria.


IMPORTANTE: Se recuerda a los autores de los artículos publicados en NUCLEAR ESPAÑA que, a final de año, se fallará el Premio al Mejor Artículo que será entregado en la Jornada de Experiencias Operativas de 2016.
En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), le informamos que sus datos forman o formarán parte de un fichero cuyo responsable es Sociedad Nuclear Española. Serán utilizados con la finalidad de informarle y mantener una relación comercial y/o administrativa, entre otras. Podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiendo una solicitud con copia de su DNI a Sociedad Nuclear Española, C/Campoamor, nº17, 1ª planta, 28004 - Madrid, o si lo prefiere en la dirección de email “sne.1974@sne.es”. Este mensaje y cualquier fichero anexo se dirigen exclusivamente a sus destinatarios y pueden contener información de carácter confidencial. La utilización, divulgación y/o copia sin autorización está prohibida en virtud de la legislación vigente. Cualquier opinión que contenga este mensaje es exclusiva de su autor y no representa necesariamente la opinión de esta organización. Si ha recibido este mensaje por error, le rogamos nos lo comunique al e-mail del remitente y proceda a su destrucción. Muchas gracias por su colaboración.
 
Suscríbase aquí a nuestro